Ir a contenido
Página principal de la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC)
Página principal de la ONCE
FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE DEPORTES PARA CIEGOS
Imágenes de Natación, Atletismo, Ajedrez y Goalball
Mapa Guía Contraste Tamaño de letra: Tamaño de fuente mediana Tamaño de fuente grande Tamaño de fuente mayor Contactar

¿Quiénes somos?. Historia

Los inicios del deporte de la ONCE se producen en sus colegios, con anterioridad, incluso, a la constitución de la propia ONCE como Institución en el año 1938.

En estos colegios, en donde se acogía a los niños ciegos, se comienzan a realizar actividades recreativo-deportivas. Constituyen unas actividades muy relacionadas con el juego, la actividad física y como complemento de la convivencia. En su desarrollo mucho tienen que ver personas implicadas en la educación de los niños ciegos y deficientes visuales a través del ejercicio físico como fomento de los niveles de superación y de autoestima de los niños afiliados.

Los deportes más habituales que se practicaban eran el ajedrez, la natación y algunas disciplinas de atletismo, lo que fomentaba las relaciones humanas y la ocupación positiva del tiempo libre.

La primera información que se posee de la participación de los afiliados de la ONCE en una competición, propiamente dicha, es en el año 1958. Alumnos del Colegio "Inmaculada Concepción" de Madrid intervinieron, junto con niños videntes, en una carrera popular que tuvo lugar en la mencionada ciudad, participación que continuará en los años siguientes.

Un polo de atracción para el desarrollo del deporte de los ciegos españoles es su concurrencia en los eventos internacionales. Estos toman contacto con las competiciones internacionales en los campamentos amistosos celebrados en St. Etiéne (Francia) en 1970, a los que se desplazan alumnos del citado colegio.
Fue en 1976 cuando los deportistas ciegos españoles se incorporaron al movimiento olímpico, participando en los V Juegos Olímpicos para Minusválidos que se desarrollaron en Toronto (Canadá). En ellos compiten seis deportistas españoles en la modalidad de atletismo, consiguiendo una medalla de plata.


En el año 1968 se funda la Federación Española de Deportes para Minusválidos, que supone una plataforma inicial válida para la participación de los ciegos españoles en acontecimientos de índole internacional junto a otros deportistas con diferentes minusvalías.

Este modelo de participación pronto quedará superado, pues a mediados de la década de los 80, con la creación por la ONCE del Negociado de Deportes, se comienzan a sentar las bases para la organización de las propias competiciones de los ciegos y deficientes visuales. De hecho, el Campeonato del Mundo de Deportes para Minusválidos celebrado en 1986 será la última cita a la que se acuda conjuntamente con las demás minusvalías.

Desde este mismo año, la representación deportiva de los ciegos españoles es asumida directamente por la ONCE, aunque, hasta los Campeonatos Mundiales de Berlín de 1994, se continúa participando conjuntamente con deportistas de otras discapacidades pero con equipación y logotipo propio, quedando, a partir de entonces, únicamente las Paralimpiadas como eventos compartidos.

No obstante, durante estos años se interviene en acontecimientos deportivos muy significativos tales como el Campeonato de Europa de Atletismo en Postdam (Polonia) en 1977, en los Juegos Paralímpicos de Moscú en 1980, en el Campeonato de Europa en Alemania en 1981, en el Campeonato del Mundo en Stoke Mandeville (Gran Bretaña) en 1982 y en las Paralimpiadas de Los Ángeles en 1984.

En todos estos campeonatos se mejoraban progresivamente los resultados, pero sin aumentar apenas el número de deportistas ciegos. Los dirigentes de la Federación Española de Deportes para Minusválidos que pertenecían a otras minusvalías prestaban poca atención a los deportistas ciegos lo que producía una desmotivación en éstos que hizo peligrar la práctica deportiva de los afiliados a la ONCE en la década de los años 80.

Como queda dicho, hasta 1990 el deporte de los discapacitados en España se integraba en la Federación de Deportes de Minusválidos, que agrupaba a todos ellos. Con la publicación de la Ley española del Deporte 10/90, el deporte de los discapacitados se desglosa en la creación de cinco Federaciones españolas diferentes, que son:



Estas cinco Federaciones han ido desarrollándose hasta llegar a la actualidad, en la que cada una tiene sus propios Estatutos y Reglamentos.

En lo que respecta al deporte para ciegos, en 1987 la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE) crea el Negociado de Deportes integrado en la Sección de Cultura de la Dirección General. Desde este negociado se apoya y se organiza el deporte para ciegos en colaboración con la Federación Española de Deportes para Minusválidos.

Una vez publicada la Ley 10/90 del Deporte y el R. D. de Federaciones Deportivas de 20 de diciembre de 1991, la ONCE impulsa la creación de la Federación Española de Deportes para Ciegos que es reconocida por el Consejo Superior de Deportes e inscrita en el Registro de Entidades Deportivas el 27 de julio de 1993.

Con esto se logra un marco legal para que los deportistas ciegos y deficientes visuales organicen y participen en sus propias competiciones y campeonatos al margen de las demás minusvalías, es decir, que sean campeonatos independientes organizados por cada Federación.

A partir de aquí comienza a dotársela de contenido. Se elaboran los Estatutos, Reglamento Electoral, etc. hasta llegarse a formar la 1ª Asamblea Constituyente, que tiene lugar el 12 de diciembre de 1994, en la que es elegido el primer Presidente de la Federación.

Tras la Orden Ministerial de 11 de abril de 1996, sobre criterios para la elaboración de Reglamentos y realización de los procesos electorales en las Federaciones Deportivas españolas y agrupaciones de clubes, y, tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado, se produce un proceso a través del cual se adaptan los Estatutos de la Federación Española de Deportes para Ciegos a la nueva Normativa, según lo establecido en la Ley 30/94 de Fundaciones e Incentivos Fiscales que culmina con la aprobación por la Asamblea General de la Federación Española de Deportes para Ciegos en octubre de 1997 y la aprobación e inscripción en el Registro de Entidades Deportivas por el Consejo Superior de Deportes en marzo de 1998.

Una vez aprobada la nueva redacción de los Estatutos, la Federación Española de Deportes para Ciegos, al ser una Federación no olímpica, debe renovar su Asamblea General y su Presidente coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Invierno. Se elabora por tanto, un nuevo Reglamento Electoral que es aprobado por la Comisión Delegada de la Federación Española de Deportes para Ciegos el 7 de junio de 1998 y por la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes el 24 de julio de 1998.

El 2 de septiembre de 1998 se inicia el proceso electoral para la renovación de la Asamblea General y elección del Presidente que culmina el 25 de noviembre de 1998 con la constitución de la nueva Asamblea y elección del nuevo Presidente. A partir de ese momento la Federación Española de Deportes para Ciegos sigue trabajando día a día para llegar a su pleno desarrollo como cualquier otra Federación Deportiva.

El 18 de diciembre de 2000 tuvo lugar la celebración de una Asamblea General Extraordinaria en la que se eligió el Presidente D. Ignacio Escanero Martínez.

En la actualidad el presidente de la Federación Española de Deportes para Ciegos es D. Ángel Luis Gómez Blázquez, quien fue elegido en la asamblea que se celebró el 20 de junio de 2011.

La Federación Española de Deportes para Ciegos cuenta con más de 1.500 licencias de deportistas dentro de los siguientes deportes: atletismo, natación, judo, ajedrez, fútbol sala, goalball, montañismo, tiro olímpico y esquí.


Federación Española de Deportes para Ciegos
Pso. De la Habana 208
C.P.: 28036
Madrid
Tel.: 91 353 61 61
Fax: 91 353 61 79